domingo, 25 de abril de 2010

Naturaleza

Y.. hace un rato mientras saboreaba una taza de té, escuchando el cantar de mis pájaros, y contemplando mis plantas aromáticas..lavanda, hierbabuena, tomillo, romero e incienso, y mientras les pasaba las palmas de mis manos a todas ellas, para después aspirar su aroma..y atrapar las maravilloosass sensaciones, intenté también sentir el suspiro de la madre tierra..

Y.. me pregunto.. ¿y tú..has admirado y agradecido a las plantas, apreciado los pájaros, contemplado las montañas y los mares..invadid@ por un sentimiento de reverencia y respeto?

Belén Villalobos Infantes

2 comentarios:

  1. NO SE PUEDE EXPLICAR MEJOR, COMO LA BRISA DE LA VIDA REFRESCA TU CARA,PUES EN LO SIMPLE Y LO SENCILLO SE ENCUENTRA LO QUE BUSCAMOS EN LO MENOS FACIL.Y NOS UNDIMOS PROFUNDIZANDO BUSCANDO LO QUE ESTÁ A FLOR DE PIEL.Y LO PEOR ES QUE CUANDO ENCONTRAMOS, SE NOS OLVIDA LO QUE BUSCABAMOS.
    SI NO HUBIERA ADMIRADO Y SENTIDO ESA PAZ,ESA ARMONIA DESDE LO PROFUNDO DEL MAR HASTA LO ALTO DE LA MONTAÑA,NO SERIA DIGNO NI SIQUIERA DE MIRAR LAS SANDALIAS DEL DIOS EN QUE CREO.

    ResponderEliminar
  2. De todas formas, lo que realmente importa es que el ser humano sienta una intensa y dominante curiosidad por lo desconocido. Cuanto más evolucionado es el crerebro, mayor el impulso a explorar. No se olvida lo que encuentras, eso..se transforma en conocimento.
    Gracias por tu cometario y por estar ahí.

    ResponderEliminar